viaje por europa 2003, ruta en coche, bajo coste

16/07/2003 Lyon – Ginebra – Berna (309 Km.)

Salimos de Lyon hacia Ginebra (Suiza), en el camino pillamos algunos atascos pero gracias a la habilidad de la copiloto con los mapas, pudimos ir por carreteras menos concurridas.

Nos adentramos en los Alpes, y después de comprar la vignette de las autopistas por 27 € entramos en Suiza. Esta vignette es una pegatina que debes colocar en el cristal delantero, y te evita tener que pagar peajes en las autopistas suizas.

Llegamos a Ginebra y, después de dejar el coche en un parking subterráneo al lado del lago Leman, nos damos un paseito por la ciudad. Vemos Le Jet d’Eau, un chorro de agua vertical que sube muy alto. Según los suizos es la fuente artificial más alta del mundo.

Es verano y a pesar de que está nublado hace un calor horrible, los suizos se lo han montado bien y han construido unas “playas” en algunas zonas del lago Leman. Encontramos una y allí nos damos un merecido baño.

De camino hacia Berna visitamos un pueblecito llamado Nyon también a la orilla del lago Leman. Tiene unas vistas muy bonitas del lago Leman.

Hacia las 18:00 llegamos a Berna, aunque a nosotros nos parece que nos queda toda la tarde por delante, a los suizos les parece la hora de acostarse. En el centro de Berna no hay ni un alma.

Después de un par de vueltas encontramos el hostel (Bern Backpackers, Rathausgasse 75) , que está en pleno centro de la ciudad. Todo está muy nuevo y limpio. En la habitación nos toca con dos chicas canadienses que prácticamente ya están durmiendo pero nosotros decidimos bajar al comedor a cenar algo y a escribir este diario. En la tele están poniendo un reportaje de Compay Segundo y unos cubanos que también están en el Hostel lo ven con nostalgia.

La parte negativa de la llegada a Berna ha sido aparcar. Prácticamente en todo el centro y alrededores de Berna está desplegada la Zona Azul, pero lo curioso del tema es que no tiene un horario sino que es indefinida en el tiempo. Aunque quieras aparcar por la noche debes pagar. Todo esto lo entresacamos de las explicaciones de los carteles en alemán (no sabemos alemán) junto con las explicaciones de los paisanos de Berna, que tampoco dominan el alemán ¿?. Al final metimos el coche en un parking subterráneo que nos costó más que la noche de hostel.

Siguiente ->


Viaje por Europa 2003

Enlaces

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje:

 

Volver a página principal