viaje por europa 2003, ruta en coche, bajo coste

22/07/2004 Praha - Wienn (283 Km)

Nuestro último día en Praga lo dedicamos a las compras de ragalos para la familia. Es un buen sitio para comprar regalos, mucha variedad y buen precio. Nos llevamos para España una caja de 24 cervezas Pilsner Urquell. Una vez en España veremos que las venden también pero las nuestras son mas auténticas con las etiquetas en checo.

A las 12:00, apurando la hora de salida del hotel, retomamos nuestro viaje. Vamos a Viena. El camino es bastante soso, la carretera discurre por grandes llanuras. Nuestra idea era parar por el camino y comernos unos bocatas de fabricación propia pero no encontramos ningún sitio para parar. No hay bares, ni áreas de servicio ni nada de nada. Atravesamos un par de pueblos pero no vemos ningún sitio apto para parar a comer. Al final paramos en el último pueblo de Chequia antes de cruzar de nuevo a Austria. Aquí se nota que los austriacos pasan a comprar a Chequia. Hay muchas tiendas, venden muchas toallas de piscina ¿? y hay hasta un "chino" enooorme. Una vez repuestos, enseñamos pasaportes y de nuevo en la Unión Europea... con horario europeo, es decir 18:30 todo el mundo en su casa. Encendemos las luces del coche (en Austria es obligatorio de día y de noche) y hacia Viena!!.

Nota: ni saliendo de España nos hemos librado, en la radio, entre canción en checo y canción en ingles, nos han colado a Bisbal y a las Ketchup!!.

En Viena hacemos un recorrido turístico con el coche, es decir, no encontramos el hostal y damos mas vueltas que un mono mareao. Al fin lo encontramos, West End City Hostel. Está muy bien, bastante céntrico y remodelado hace poco. El de la recepción nos indica cual es nuestra habitación y todo perfecto!. La habitación es bastante curiosa, es de 6 personas, 4 duermen en literas y 2 duermen ¡encima del baño!. Han hecho un apaño en plan moderno y con una escalera subes al techo del baño y hay una cama de matrimonio allí. Está muy bien pensado.

Como ya es tarde nos quedamos en el hostel disfrutando de un pequeño jardincillo que tiene en la parte de atrás. A las 22:30 nos echan de allí. por el descanso de los huéspedes. Salimos fuera a un bar que estaba al lado, nos sentamos en la terraza y a las 23:00 nos vuelven a echar.. cierran la terraza, pero se puede estar dentro. Eso es lo que hacemos... hay que tener cuidado con los horarios!!

Al día siguiente nos hinchamos de ver Viena, notamos bastante diferencia con Praga, allí. todo está mas a mano y es mas pequeño, Aquí todo es exageradamente grande, los edificios, los monumentos, los jardines.... es agotador!!.

El centro de Viena no es antiguo como cabría esperar, todas las casas son monumentales pero se ven modernas, es así porque en la II Guerra Mundial todo el centro de Viena fue destruido. Otra cosa que llama la atención es que no hay balcones.. mires a donde mires no hay balcones, esto hace que las calles sean un poco ra ras..

En Viena descubrimos que hay varias obras de Gustav Klimt. No viene en la guía pero investigamos un poco y nos enteramos sus pinturas mas conocidas están en el Belvedere, en la Galería Austríaca.

El beso de Kilmt, en Austria

Este es "El beso", la obra original se encuentra en el Belvedere, es inmensa, la gracia de estas pinturas es que tienen relieve, el dorado sobresale del cuadro... No se puede explicar si no lo ves.

En dicha Galería también había obras de Renoir, Delacroix, Monet y Van Gogh entre otros. Merece la pena visitarla.

Nota: Austria está llena de gente extraña pero lo mas raro que vimos fue a un chaval que empujaba la silla de ruedas de un abuelete (con abuelete puesto) por una pista de skate. Nosotros nos quedamos alucinados pero la gente que pasaba ni les miraban ¿?.

Nuestra estancia en Viena coincidió con el Festival de Cine de la ciudad. En la plaza del Ayuntamiento (Rathaus) hacen proyecciones al aire libre de conciertos e incluso uno de los días hicieron una feria gastronómica con comida de diferentes paises y había una caseta de España con su paellita y su sangría. ¿Digo yo que algo mas tendremos no?. Nosotros nos comemos, como si fuéramos de la fiesta unos magníficos bocatas de sardinas que nos hacemos allí. mismo.

Durante tres día recorremos la ciudad de arriba a abajo y acabamos agotados. Ya estamos pensando en nuestro siguiente destino... Graz.

Siguiente ->

 

Viaje por Europa 2003

Enlaces

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje:

 

Volver a página principal