viaje por europa 2003, ruta en coche, bajo coste

25/07/2004 Viena -Graz (195Km)

Tras una noche lluviosa, Viena amanece de nuevo gris, pero nosotros ya la abandonamos. A pocos kilómetros estamos rodeados de nuevo de montañas, la temperatura baja considerablemente 19º... 16º. Entre canciones en inglés y parrafadas en alemán escuchamos algo relacionado con Pamplona en la radio austríaca. No entendemos nada pero algo nos imaginamos, a la tarde confirmamos nuestras sospechas.

Llegamos a Graz y encontramos rápidamente nuestro hostel. Como el de Salzburgo, este albergue es de la red oficial austríaca y de nuevo está muy bien montado y perfecto para lo que buscamos. Podemos aparcar el coche en la puerta y tiene un jardincillo delante en el que nos tomamos un descanso. Un primer vistazo a Graz ha devuelto luz a las imágenes que recibían nuestras retinas. ¡Adiós a las moles blancas y doradas!. Nos ha encantado. Es una ciudad pequeña, con calles peatonales, casas bajitas, color, ambiente, glamour, cultura, música... Este año, Graz es la capital cultural europea, y por ello casi todos los días hay conciertos, exposiciones etc... Sin ir mas lejos uno de los días que estamos en Graz, actúa nada mas y nada menos que "Julito"!!.

La atracción principal de Graz es una montaña que se levanta en el centro de la localidad, se puede subir andando por una escalera muy larga, o por medio de un ascensor que han construido a través de un hueco en la montaña.

Por primera vez hemos tomado contacto con un "lugareño" . Sentados, disfrutando de una de las terrazas de la "Plaza Real", nuestro vecino de mesa se ofreció a ayudarnos en nuestra búsqueda de información por folletos varios. Acabamos charlando de las maravillas de la ciudad y del resto del mundo y nos indicó dónde se encontraban las escaleras entrelazadas. Son dos escaleras de caracol que se entrelazan. Según la leyenda las parejas deben subir y bajar cada uno por una de ellas y así el deseo de uno se entrelaza con el deseo del otro.

Entre las cosas curiosas de Graz está, un ascensor que no lleva a ningún sitio, es una torre de cristal al lado de una estatua sobre un pedestal que sube hasta la altura de la estatua, un bar enorme flotando sobre el río, un escenario natural con restos de una fortaleza (en la montaña), una torre octogonal...

Por la noche pensábamos ir a algún concierto de Jazz al lado del río, pero nos entretenemos con un par de chicas de Bilbao muy majas y solo llegamos al final del concierto.

Al día siguiente emprendemos camino hacia Venecia, sin saber todo lo que nos espera...

Siguiente ->

Viaje por Europa 2003

Enlaces

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje:

 

Volver a página principal