Ruta en coche Marruecos 2008 - Desierto Merzouga

Nuestra llegada a Fez también tuvo sus katangas frustradas. Después de haber dejado a nuestra "invitada" (nunca mejor dicho), en un pueblo cercano, encontramos Fez por nuestros propios medios. Nada mas llegar, cuando ibamos circulando por una avenida hacia el centro, un simpático se nos acerca al coche con una moto y sonriendo nos pregunta si vamos al centro, indicandonos que vamos en la buena dirección. Hasta ahí todo normal, el caso es que el tio se nos pone a hablar, que a qué hotel vamos etc.... que el va para alli y que le sigamos, estamos cansados, hartos, tristes y con ganas de llegar, asi que pensando que quizás en Fez sería distinto le seguimos. No pasó ni un minuto cuando el tio, después de marearnos por callejuelas, ya nos estaba contando la milonga de su primo guía, que le contratasemos y tal.... uffffff Esto es agotador!!!. NO QUEREMOS GUIA!!!!!

Cuando nos hemos deshecho de él hemos tenido que preguntar para volver a ponernos en camino del Riad y todo el mundo ha sido esta vez amable gratuitamente. Nos hemos metido con el coche por algúna calle muy estrecha, pero al final encontramos el Riad y aparcamos sin problemas, tal como nos indicaron desde el Riad.

El Riad La Clé de Fez es simplemente impresionante, es como dormir en un museo de arte marroquí. La habitación que hemos elegido es más grande que nuestro piso! Unos techos de más de 4 metros, paredes alicatadas con bonitos azulejos marroquís... Un lujo!

Una vez instalados en el Riad, y después de haber sorteado con aciertos diferentes tipos de guías, nos damos una vuelta por los alrededores y descubrimos con agrado que hay una especie de festival en la gran plaza que une la medina con el barrio judio. Alli disfrutaremos varias tardes y observaremos un hecho "curioso" de la cultura islámica. En dichos conciertos, bastante animados, solamente los hombres y niños pueden bailar, las mujeres no mueven ni un pie. Se ve que está mal visto que las mujeres bailen en público, lleven o no velo.

De Marruecos 2008

El primer día lo dedicamos a descubrir la medina. Después de tanta insistencia de la necesidad de un guía, tenemos que reconocer que ibamos con algo de miedo por si nos perdíamos. Pero nada de eso, en la Medina es "fácil" orientarse si sigues las riadas de gente y las calles más populosas. Además, existen varios recorridos oficiales señalizados con paneles en las paredes e incluso existen carteles explicativos al lado de los monumentos más importantes. Asi que, si no os importa perderos un poco, pero yendo a vuestro aire, recomendamos no contratar un guía. Sinceramente las explicaciones que escuchamos a algunos que iban con otros grupos, eran más bien pobres y no añadían mucho más de lo que puedes leer en una guía, de hecho lo único que añadían eran loas al Islam, intentando romper mitos, contando alguna cosa sobre el velo de las mujeres que daban ganas de decirles algo..

Como teníamos el coche de alquiler todavía, lo utilizamos para dar la vuelta a la muralla y subir a las Tumbas Merínidas y a la Fortaleza Norte desde donde se obtienen muy buenas vistas de toda la ciudad vieja.

El último día del coche, aprovechamos para desplazarnos a Meknes, una bonita ciudad cerca de Fez, en la que se puede visitar el Mausoleo de Mulay Idriss, que a nosotros fue lo que más nos gustó de todo el viaje por su sencillez, su paz, su frescor y su decoración. No pudimos ver mucho más de la ciudad, además de las antiguas cuadras (no merecen la pena sin caballos) y un estanque muy grande a su lado, que servía para abastecer de agua a la ciudad hace años.

De Marruecos 2008

En Fez recomendamos una visita a los curtidores. Estas si que merecen la pena, no como las de Marrakech que son un auténtico timo. Aqui ves gente trabajando, todos los depósitos están llenos, hay multitud de pieles secando y ves el sufrimiento de los trabajadores. Tiene que ser muy duro estar todo el día con los pies húmedos y dentro de ese líquido putrefacto.

Después de devolver el coche, con aventura incluida, visitamos la parte nueva de la ciudad, bastante más organizada y bonita que la de Marrakech y el viaje no dió para más. Disfrutamos de la última noche del alojamiento y al día siguiente nos desplazamos al aeropuerto de Fez para volver a España.

Marruecos 2008

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje:

 

Volver a página principal