Ruta en coche Marruecos 2008 - Desierto Merzouga

Dormir en Agdz nos ha "costado" no visitar las Gargantas de Todra. Resulta que Agdz está a una hora de camino de Ouarzazate y es necesario volver hasta allí para coger la carretera que pasa por dichas gargantas. Cuando preparamos el viaje, no calculamos que tardaríamos tanto en realizar los desplazamientos en coche, y preferimos no arriesgar y seguir por una carretera que nos lleva desde Agdz a Rissanni. Consejo: calculad el doble de tiempo que en España para realizar trayectos en coche.

La carretera no nos ha defraudado, no es nada turística y por ello nos ofrece vistas inigualables de la gente y el paisaje de Marruecos. Durante todo el camino vemos palmerales, pueblos, y gente recorriendo los caminos en los consabidos burros marroquíes. En Marruecos no está en peligro de extinción!. Casi podemos decir que hay más burros que coches!

Al ir por esta carretera hemos conseguido llegar a nuestro alojamiento en Merzouga hacia las tres de la tarde. A pesar de las "trabas" para decirnos dónde se encontraba, lo encontramos fácilmente. Después de unos días en Marruecos ya vemos a los turistas nunca te facilitan las cosas, en espera de que una vez allí dependas de ellos para encontrarlo todo y les contrates mil excursiones y guías. No se dan cuenta que con ello consiguen que el viajero recele de todas sus propuestas.

El alojamiento no está mal, se trata del Nasser Palace, un hotel construido hace pocos años, pero manteniendo el estilo de las kasbahs. Lo mejor es que cuenta con piscina (muy limpia por cierto) y con aire acondicionado en las habitaciones. La habitación no es nada del otro mundo y pagamos 50 euros por alojamiento y media pensión. Recomendamos esta opción en cualquier alojamiento de Merzouga, pues una vez allí, es muy difícil encontrar algo para cenar en ese pueblo y habría que desplazarse de nuevo hacia Rissani.

En este alojamiento nos pasaron las dos "katangas" mas decepcionantes de todo el viaje.

Katanga A:
Por la tarde de nuestra llegada, después de comer y descansar en la piscina, nos decidimos a dar una vuelta con el coche y nos acercamos hasta las dunas (se podría ir andando pero no lo sabíamos!). Con el coche ya aparcado al borde de la arena, subimos a unas cuantas dunas para ver el atardecer. Tenemos que decir que, a pesar de que la zona de dunas sea relativamente pequeña (18km x 5km), si te metes un poco en el campo de dunas, consigues ver todo arena alrededor, dando la sensación de estar muy lejos de la civilización. Bueno, que me pierdo. Vemos atardecer y todo muy bonito. Por la mañana hemos contratado unos camellos para ir a ver amanecer. Aclaramos que lo hicimos entendiendo que los camellos nos iban a meter mucho más en el campo de dunas de lo que podríamos llegar andando. Pues hete aquí que no fue así. Nos levantamos a las 4 de la mañana y despues de media horita de espera larga, nos llevan, en la TURISTADA mayor del reino alahuita, en un par de camellos hacia las dunas, ahhh estamos encantados... pero de repente.... Katanga!. El camellero, cuando no llevábamos ni 5 minutos por la arena nos dice que nos bajemos y que subamos a la duna mas alta para ver el amanecer!!! Como??? Pero si vinimos aquí andando ayer mismo!!! ufff. Al volver la estampa es totalmente ridícula. En el tramo sin arena hacia el hotel (un 80% del recorrido), nos cruzamos con gente en bici, andando, en coche, en carro.. y nosotros con cara de bereber escocido encima de un camello... ainsssss

Katanga B:
El primera día, al rato de llegar al Nasser Palace, cuando estábamos descansando en la piscina. (Observad que hicimos mucho uso de la piscina, es lo mejor!), se nos acercó en dueño (Nasser por supuesto) y en un perfecto español, puesto que vive en Barcelona, nos pide por favor que ya que vamos hacia Fez (unas 6 horas en coche), acerquemos a una huésped del hotel a un pueblo que nos pilla de camino. Como nos coge desprevenidos y con la guardia baja, aceptamos... Cual no es nuestra sorpresa, cuando miro un mapa y veo que el pueblo destino de la huésped está a solo 60km de Fez. Es decir, tendremos que ir con una desconocida 5 horas en el coche, comer con ella, etc...
El día de la salida, después de protestar por la katanga de los camellos y conseguir una rebaja en el precio, se nos monta la susodicha huésped en el coche. No, no penséis que nos presentaron, o que era una pobre mujer sin recursos... era una marroquí moderna, con ropas occidentales y con bastantes recursos de la que todavía no sabemos ni su nombre. Durante las dos primeras horas del viaje intentamos sacarle algo de conversación pero fue imposible, bien porque no hablaba francés, bien porque se había tumbado a lo ancho del asiento de atrás y estaba echandose una siestecita... Cuando parecía que estaban cambiando las cosas, nos recomienda un sitio para comer de camino y está bien, etc... viene la hora de pagar la comida. La cantidad es de risa, pero no hace ningún ademán de pagar!!!. LE TENEMOS QUE PAGAR NOSOTROS LA COMIDA!. Aprovecho también la parada y echamos gasolina (40 euros) y ella bien sentadita con la puerta, la boca y la cartera bien cerrada.... grrrrr. La guinda del pastel fue que el pueblo en el que le dejamos, era el mas lujoso que habíamos visto en todo Marruecos, casas suntuosas, modernas, de estilo occidental etc.... Allí se bajó, se despidió un unos besos y cogió un taxi para ir a su casa! Y nosotros pensando que igual iba justa de dinero! Desde aquí, un saludo a Nasser, que seguro que acaba leyendo esto.

Dias de relax, o no, en Fez

 

Marruecos 2008

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje:

 

Volver a página principal