Nueva York, alojamiento barato, bajo coste

Martes 13 de Abril de 2004

Hoy sigue el dia lluvioso, por ello decidimos ir a un museo y que mejor que el Guggenheim Museum, en la 5ª Av. cerca del Metropolitan Museum. Vamos en metro y nos ponemos a la cola, alli coincidimos con otros españoles que venian con nosotros en el avión. A pesar de ser muy grande la ciudad nos vamos encontrando en los diferentes lugares de interés.

El Guggenheim es un museo muy cómodo de ver. Vas subiendo por una cuesta en espiral en donde estan expuestas algunas obras de arte y en cada planta hay un par de salas en las que están expuestas el resto de obras. No es muy grande y puedes ver todo el museo en dos o tres horas. Hay que reseñar una cosa, no todas las colecciones que posee el museo están expuestas. Como el espacio es escaso, van rotando las muestras, asi que cuando nosotros estuvimos no estaban expuestas ninguna de las obras de Kandinsky, autor por el que habíamos acudido principalemente. De todas maneras pudimos ver cuadros y esculturas de Thannhauser, Umberto Boccioni etc...Otra de las cosas buenas del museo es que desde alguna sala de las plantas superiores del mismo museo hay unas vistas muy buenas del Reservoir (el lago central de Central Park).

Al salir, como sigue lloviendo, bajamos en autobús de nuevo hacia la Biblioteca Pública. Hemos recordado que a las 13:30 se realizaba una visita guiada al edificio y creemos que merece la pena. Comprobamos que así es. La guia es una mujer mayor que explica muy bien todo. Se le nota orgullosa de trabajar en esta biblioteca. Te enseñan muchas salas y cosas curiosas, como por ejemplo la sala de prensa en donde puedes encontrar periodicos actuales en 72 idiomas diferentes, un ejemplar del primer antiguo testamento impreso, la carta en la que Colón explicaba a los Reyes Católicos que había descubierto unas nuevas tierras... En fín que es una visita muy agradable e interesante y además ¡gratis!.

En esta visita a la biblioteca hemos aprovechado para conectarnos a Internet y nos ha ocurrido algo que ha quedado en una simple anécdota pero que podía haber sido un desastre. Al reservar el sitio para internet enseñé mi pasaporte y con el follón de la mochila, el paraguas, etc, me lo dejé olvidado en el mostrador. Como tuvimos que esperar un poco para que se quedara un ordenador libre nos salimos a dar una vuelta y al volver, sin tener que pasar por el mostrador donde nos apuntamos, un chico muy amable nos vió y nos llamó para que nos acercáramos. Ya pensabamos que habíamos hecho algo mal cuando nos dió el pasaporte. El chaval se habia estado media hora mirando para ver cuando entrabamos otra vez y devolvernos el pasaporte. No quiero ni pensar que hubiera pasado si no nos hubieramos dado cuenta mas que en el aeropuerto.

No para de llover y bajamos hacia el Soho a pasear un rato... hay muchos rincones curiosos y bonitos pero llueve tanto y hace tanto frio que nos estamos empezando a poner de mal humor. Como no es agradable seguir por la calle, volvemos al hotel para secarnos y cambiarnos de calzado.

Para finalizar el día vamos a un bar cerca del hotel en el que no les agrada demasiado la presencia de turistas, de todas maneras hay música en directo asi que nos tomamos un merecido descanso con musiquita incluída. En este bar observamos hasta dónde llegan los fumadores. Tenemos al lado a una pareja y uno de ellos no duda ni un segundo en dejarle al otro sólo para salirse a fumar un cigarro a la calle. Ninguno de los dos parece enfadado y se lo toman como algo normal.

Al volver al hostal, vivimos una escena un poco peliculera. Al entrar nos encontramos con otros españoles y mientras nos estabamos contando como nos había ido el día, aparecen tres tios jovenes de paisano y enseñando su placa al mas puro estilo Arma Letal informan al recepcionista de que van a realizar un registro. Al parecer estaban buscando a un tio en concreto. Y al rato de mirar por los pasillos y alguna habitación desaparecieron por donde habian venido. Todos nosotros nos quedado callados y quietos por lo que pudiera pasar.

Un buen final para un día muy cansado.

Siguiente dia ->


New York 2004

 

Enlaces

 

Firma en nuestro libro de visitas

 


Guías de viaje: