Paris, bajo coste, alojamiento barato

6 de Diciembre de 2004

El lunes, es uno de los días en los que el Mercado de Las Pulgas está abierto. Para llega hasta alli hay que coger el metro hasta Port de Clignancourt. Cerca de alli, justo pegando a la pared del peripherique (especie de M-30 que rodea Paris) se encuentra la zona del mercado. Este mercadillo es lo que aqui sería un rastro pero evolucionado. Ahora mismo es casi un barrio entero de edificios de una sola planta llenos de tiendas de muebles, libros y objetos antiguos. Callejear por entre los puestos es una delicia. Si tuvieramos dinero tendríamos que haber ido con un camión para irlo cargando. Hay muchos tesoros. Visitar este mercado nos da para toda la mañana y muy a nuestropesar salimos con las manos vacias.

Nos dirigimos hacia Notre Dame, vamos a intentar subir a la torre siguiendo nuestra "tradición" de subir a todos los sitios altos en las ciudade que visitamos. Al llegar observamos una gran cola y vemos que todos los españoles del puente han decidido hacer lo mismo que nosotros. La cola es al aire libre y como hace unos 2 grados centigrados decidimos que ya volveremos otro dia. Visitamos el interior y nos quedamos impresionados por los inmensos rosetones que que posee y las mágnificas gárgolas que veremos mejor cuando subamos a la torre.

Como nuestra visita a Notre Dame ha sido corta y todavía hay luz decidimos coger uno de los barquitos que dan paseos turísticos por el Sena. Cogimos los de una compañía que zarpaba de la Ille de la Cite, la isla donde se encuentra Notre Dame. Dentro de unos dias veremos que es mejor subir a la torre y despues con esa entrada ir a coger estos barquitos ya que con la entrada de Notre Dame te hacian descuento en el barquito. Como buena gente del norte que somos, nos pusimos en la parte superior descubierta del barco a pesar del frío. Las vistas son muy bonitas y merece la pena dar el paseo a pesar de lo que cuesta (10€ por persona sin descuento). A la ida todos los pasajeros aguantamos en la parte superior pero a la vuelta la gente nos dejó solos y solamente cuando no sentíamos las orejas y teniamos dificultades para vocalizar, decidimos bajar al lado de la calefacción. ¡Prueba superada!

Después del viaje en barquito nos dirigimos a tierra firme a callejear por nuestro barrio preferido, Saint Germain Des Pres y el Barrio Latino. A través de ellos llegamos hasta la Isla de St Louis, la zona con las viviendas mas caras de Paris, y en donde a pesar de estar en el mismisimo centro se respiraba una tranquilidad total. Acabamos nuestro paseo en la Plaza de la Bastilla y desde alli nos vamos al hotel. Nos hemos dado una paliza increíble!

Siguiente día ->


Viaje a Paris 2004

Enlaces

 

 

Firma en nuestro libro de visitas

 



Guías de viaje:

 

Volver a página principal