Vuelos bajo coste, Polonia, alojamiento barato, hostales, Cracovia

13 de Julio de 2006 - Cracovia - Wieliczka

Hoy hemos picado como dos turistas novatos, a pesar de que habíamos leído en algunos foros que las Minas de Sal no eran muy recomendables, ya que estábamos allí decidimos ir a verlas. Para llegar hemos cogido un minibús (abundantes en Polonia) de línea que iba a pueblo de Wieliczka, el billete nos ha costado 2,80 zl (unos 70cts de euro) cada trayecto y las entradas unos 10 euros (carísimo para Polonia). Este medio de transporte es el mejor para acercarse a las Minas, ya que las excursiones organizadas te cobran mas de 30 euros por llevarte en autobús exactamente por el mismo recorrido. En la minas se debe comprar la entrada y esperar a que te toque entrar con un grupo de unas 20 personas. Todas las visitas son con un guía y si no quieres esperar o pagar a uno en inglés debes arrimarte a un grupo con guía en polaco. Nosotros hicimos eso y no nos enteramos de nada de lo que decía jeje, pero para evitarlo nos compramos un librito explicativo por unos 2 euros que nos contaba lo mismo que el guía, o eso creemos!. Las minas o por lo menos la parte visitable está a unos 14 metros de profundidad y se debe bajar andando por unas escaleras estrechitas de madera. Una vez abajo se hace un recorrido por varias galerías durante unas 2 horas. La "gracia" de las minas es que los mineros, cada vez que abandonaban una galería, realizaban alguna escultura conmemorativa de todo tipo, vírgenes, santos, políticos etc etc. La obra mas llamativa es la capilla de San Kinga, una gran sala excavada en la roca con 36 metros de altura en su parte mas alta. Esta sala es lo único realmente espectacular de las minas ya que el resto no nos pareció muy llamativo.

Después de la visita, volvimos de nuevo en el minibús por otros 2.8 zl. descansamos en el hostel Estos días está haciendo tanto calor que no aguantamos todo el día por la calle. Al atardecer, nos hemos dirigido al Rynek Glowny de nuevo para cenar en un restaurante de lujo y así celebrar mi cumpleaños. Cenamos en el restaurante Chimera, en la calle Anny 3. Este restaurante sería de unos 50 o 60 euros por persona en cualquier ciudad española, pero allí hemos pedido cenar por unos 35 euros los dos!. Es un restaurante situado en los sótanos de un edificio, que en la II Guerra Mundial se usaba como refugio antiaéreo. Está compuesto por pequeñas salas con paredes de piedra que le da un toque muy intimo y romántico. Totalmente recomendable.

Día siguiente ->


Vacaciones 2006

Fotos

Alojamiento

Transportes

 

 

Firma en nuestro libro de visitas

 

Guías de viaje:

 

Volver a página principal