Vuelos bajo coste, Polonia, alojamiento barato, hostales, Cracovia

3 de Julio de 2006 - Amsterdam

Nuestro segundo día en Amsterdam comienza después de haber dormido mas de 9 horas seguidas debido al madrugón que nos tuvimos que dar el día anterior. A las 8:30 nos han traído el desayuno a la habitación, pero no porque sea un hotel lujoso, sino porque no hay dónde servirlo mas que en la habitación. Además es ajustado al tamaño de la mini-mesita que hay en nuestra mini-habitación, tenemos hambre!

El "hotel" en el que estamos alojados se llama Bema, está muy bien situado, pero ahí acaban sus buenas referencias. No lo recomendamos bajo ningún concepto, aunque claro, no hemos estado en ningún otro y no sabemos si serán así todos (seguro que no). Podéis ver la crítica de este hotel en TripAdvisor, una muy buena página para que veáis si el hotel al que vais a ir de vacaciones está bien o no.

Bueno, el plan del día era acercarnos a ver dos pueblecitos cercanos a Amsterdam, Marken y Volendam. Tranvía a Central Station y allí una señorita muy amable nos vende unos bonos de 24 horas de autobús para hacer todos los viajes que queramos en un día con la compañía ARRIVA que es la que nos lleva a Marken y a Volendam. A amortizar el billete!!

Nuestra primera parada es Marken, a unos 40 minutos de Amsterdam. Es un pequeño pueblo de casas de madera en la costa, muy bonito, muy limpio y muy cuidado. Todas las casas sin excepción son del mismo estilo y hay una calma inmensa. En su puerto cogemos un barquito (con descuento con el billete de bus) para ir navegando a Volendam, que está justo enfrente.

Volendam es bastante mayor que Marken, también en la costa y de un estilo parecido. Las casitas que tienen vistas al mar son para morirse!. Dando un paseo vemos una inmobiliaria y comprobamos dos cosas, que las casas son muy asequibles (por 120.000 € te puedes comprar una), y que los españoles somos demasiado "listos". LAs casitas son todo ventana, con terracitas llenas de plantas y entradas muy decoradas. Eso si, hay que llevarse bien con los vecinos porque mucha intimidad no dan. También observamos que estos pueblos no tienen la típica plaza del pueblo como en España. Será porque no tienen fiestas!!

Desde Volendam vamos a Edam, que está muy cerca, en autobús. No tenemos suerte y hoy no es el día de mercado de los quesos, así que vemos el pueblecito tranquilo y un poco desierto. Visitamos una iglesia protestante de madera y ladrillo acondicionada como sala de muestras. No tiene nada que ver con las iglesias a las que estamos acostumbrados.

Volvemos a Amsterdam en otro autobús, agotados y achicharrados, está haciendo un calor terrible. Y para combatir nuestro terrible estado... una Dutchy Burguer en una terraza de la plaza Spui. Un rincón interesante, a la sombra, con airecillo "fresco" y comida rápida pero de calidad. Para comenzar lo que durante este viaje será una tradición, la burguer venía con una cerveza talla large, a partir de ahora CERVEZON.

Comida holanda, bajo coste

Después de reponer fuerzas, hemos recorrido el centro de Amsterdam , esta vez andando. Visitamos el Barrio Rojo y descubrimos que es algo diferente a lo que esperábamos, y de todas maneras lo encontramos algo triste.

Tras nuestra segunda paliza, en este que iba a ser un viaje tranquilo, acabamos descansando en el parque del Museumplein. Está lleno de gente haciendo deporte, cenando, paseando, incluso un grupo practicando capoeira. Nos sorprendemos también porque nadie lleva casco en los ciclomotores, ni siquiera la policía, por ello suponemos que no es obligatorio.

Otra de las cosas que observamos es que la moda empieza a estar globalizada también, el mismo tipo de zapatos que en España, la misma ropa y como no, este verano las cosas a topos, camisetas de topos, vestidos de topos, faldas de topos, zapatillas de topos je je.

 

Día siguiente ->

 


Vacaciones 2006

Fotos

Alojamiento

Transportes

 

 

Firma en nuestro libro de visitas

 

Guías de viaje:

 

Volver a página principal