Vuelos bajo coste, Polonia, alojamiento barato, hostales, Cracovia

7 de Julio de 2006 - Varsovia

4:30 de la madrugada, el minibús nos espera puntualmente en la puerta. Nos recoge a nosotros y damos un nuevo tour por Budapest para buscar a mas clientes. Cuando ya estamos todos, vamos al aeropuerto. Entramos sin ningún tipo de problema y gastamos nuestros últimos florines húngaros en un desayuno aeropuerteril a precios de España, qué robo!. Nuestro vuelo sale puntual. En realidad el destino final es Estocolmo, pero hace escala en Varsovia. Somos los únicos españoles del vuelo.

Al llegar al aeropuerto de Varsovia, recogemos las maletas sin ningún contratiempo y compramos en un kiosko de prensa (no se pueden comprar en el bus) los billetes del autobús 175 hacia el centro de Varsovia. Debemos comprar 3 billetes, 1 para cada uno de nosotros y otro para las maletas!. Cada uno cuesta 2,40zl que son unos 60cts de euro.

El autobús para casi en la puerta del hotel en el que nos alojaremos en esta corta estancia en Varsovia, el Polonia Palace. Un hotelazo de 4 estrellas de lujo. Dejamos las maletas y nos vamos a la parte vieja de la ciudad. Aunque esté todo reconstruido es todo muy bonito, la plaza del mercado es espectacular y está todo muy cuidado. Después de ver la ciudad vieja y la ciudad nueva, unidas a través de la barbacana.

Para descansar y siguiendo las indicaciones de algún folleto que tenemos por ahí, cogemos el bus de línea 180 que te lleva por el precio de un billete normal a todos los sitios turísticos de la ciudad. Es buen medio para conocer la ciudad. Todos los edificios son de cemento y del mismo estilo, altos, grises y cuadrados. Las distancias son muy grandes, está todo demasiado esparcido. Las calles son muy anchas y las manzanas muy largas. Nos alegramos de haber cogido el bus, a pesar de no tener aire acondicionado y de estar en plena ola de calor.

Como todavía la habitación no está preparada, decidimos ir a comer a la "Ruta Real". Allí mismo hay un Bar Mleczny, un local en el que se puede comer por 1 o 2 euros y en donde dan comida típicamente polaca. El lugar está decorado en madera y tiene un gran cartel con los nombres de todos los platos en polaco con sus precios, así que no entendemos nada. Al fijarnos en las mesas, nos echamos para atrás en nuestra decisión de comer Allí El ambiente es triste, hay muchas personas mayores comiendo solas y gente con pinta extraña. No nos da ganas de entrar. AL final comemos en un restaurante cualquiera y probamos los famosos pierogis, esta vez de verdura. Los pierogis son como una especie de raviolis o empanadillas rellenos de diferentes cosas y están buenos pero llenan mucho!.

Por la noche, ya vemos que los horarios de Polonia son muy parecidos a los españoles, así que vamos a cenar hacia las 21:00 a la parte vieja. Hemos visto los precios y por unos 15 euros se puede cenar 2 personas en una terraza de la plaza del mercado. Algo que en España sería un robo y te querrían clavar mas de 60 euros. Por la noche (es sábado), hay mucho ambiente en esta parte de la ciudad y las calles están a rebosar. En un principio nos parece que todos somos turistas.. pero al final vemos que no, que a los propios "varsovianos" les gusta ir por Allí

Día siguiente ->


Vacaciones 2006

Fotos

Alojamiento

Transportes

 

 

Firma en nuestro libro de visitas

 

Guías de viaje:

 

Volver a página principal