Vuelos bajo coste, Polonia, alojamiento barato, hostales, Cracovia

9 de Julio de 2006 - Sopot -Gdansk

Esta mañana, para descansar de tanto viaje, hemos ido a la playa. En el desayuno hemos compartido mesa con una pareja de alemán con polaca. Han sido muy simpáticos y nos han estado contando las cosas que merecían la pena ver en diversos lugares que teníamos pensado visitar en Polonia.

La playa estaba a tope, es domingo y se nota. Una de las cosas que nos ha llamado mas la atención es que así como en España llevamos toallas para tumbarnos en la arena y a la vez secarnos, aquí llevan MANTAS!, y una toalla para secarse. Si si, mantas de cama de toda la vida, con estampados de leopardo etc. Se tumban en la manta y si se bañan se secan con una toalla. Bufff solo de recordarlo ya me está entrando el calor... Otra cosa que está totalmente de moda es el parapeto ese para que no te de el aire y conseguir un poco de intimidad. Y la última, NADIE hace topless.

El mar estaba peor de lo que pensábamos ya que además de algas y demás restos marinos que podrían ser normales, encontramos todo tipo de deshechos, incluidos multitud de pececillos muertos en la arena. Igualmente la gente se baña sin problemas, pero a nosotros nos da un poco de repelús.

Como buen país "recién" entrado al capitalismo, este ha calado de forma salvaje. En la playa hay multitud de negocios de todo tipo. Podemos ver en pocos metros, chiringuitos (decorados a la última moda), alquiler de patines, paseos en banana, alquiler de motos de agua, alquiler de catamaranes, y lo "mejor" alquiler de colchonetas inflables ya infladas!. Este último negocio tenía un éxito terrible entre los chavales, ya que pagabas por 1 hora y podías cambiar de colchoneta unas cuantas veces, así podías probar todas y había de todo, desde el típico delfín hinchable hasta una especie de cama elástica acuática.

Después de haber descansado toda la mañana, hemos ido a Gdansk en tren por 2,8 zl. Hemos paseamos por la parte antigua de la ciudad y nos ha parecido preciosa. Hay mucho ambientorro, heladerías, restaurantes, terrazas, música por la calle y muuuuchas tiendas de ámbar (producto típico de esta zona).

Al volver a Sopot para cenar, todo el mundo está viendo la final del mundial de fútbol, en todas las terrazas todo el mundo mira la tele con mucho interés. Nada mas acabar se recupera el ambiente de fiesta habitual. Por la noche hemos ido al "Molo", el muelle de madera mas largo de Europa (eso dicen). A estas horas era ya gratuito ya que durante el día te cobran algún zloty por entrar.

Aquí las chicas van muy arregladas, el desfile de minifaldas y escotes no cesa... que no venga ninguna pareja con la novia celosa!!.

Día siguiente ->

Vacaciones 2006

Fotos

Alojamiento

Transportes

 

 

Firma en nuestro libro de visitas

 

Guías de viaje:

 

Volver a página principal